Argón: Propiedades y Características

El argón (Ar) es un gas inerte al que nos referimos también como gas del aire ya que, al igual que el N2, también lo extraemos del aire junto al oxígeno. La proporción de argón en el aire es muy muy baja (de un 0,93%) y eso hace que tengamos un poco más de dificultad a la hora de purificarlo, pues el proceso cuenta con muy poca cantidad porcentual de salida.

El argón tiene un peso molecular más elevado que el N2 por eso, a veces, es interesante utilizarlo en algunas aplicaciones como en el caso de la inertización.

Empecemos por el principio: ¿como podemos tenerlo en nuestras instalaciones?

El argón es un gas comprimido cuando se habla de botellas y también podemos adquirirlo de manera criogénica, lo que se denomina en forma líquida o licuado. Como veis, ya podemos hablar de dos maneras de tenerlo en vuestras instalaciones: en gas o en líquido.

¿De qué dependerá la manera de suministro?

La manera de suministro depende de la aplicación y/o cantidad de consumo, por eso siempre os estamos preguntando para qué lo vais a utilizar, cuántas horas trabajáis, a qué presión, caudales de trabajo, qué interferencias puede asumir lo que debéis realizar (con este último parámetro definiremos la pureza), etc. Si queremos esa información no es porque seamos cotillas, es porque queremos ayudaros a definir la mejor manera de trabajar para vosotros.

La mejor forma de verlo es con unos ejemplos del uso del Ar

El Ar se utiliza en muchos puntos del laboratorio de calidad, laboratorios, universidades y I+D, industria química, biotech & biotecnología, industria farmacéutica, industria petroquímica, plásticos, etc. Como veis, son infinidad de campos.

Uso del Ar en equipos del laboratorio: normalmente este uso es en botellas con una pureza del 99,999%, recalcar que es normalmente; los equipos cada vez son más sensibles y es muy importante que trabajemos con vosotros para definir bien la pureza*.

Los equipos de laboratorio que utilizan el argón gas son el ICP, absorción atómica y caja de guantes… En el laboratorio también lo utilizáis para pequeñas inertizaciones al tener un peso molecular más elevado que el N2, como hemos comentado previamente, permite inertizar de manera más efectiva cuando el proceso es sobre todo manual.

Como podemos ver, existen muchos usos,y muchas casuísticas que se deben afrontar para definir cómo y cuál es el argón que cada uno precisa.

* ¿Qué significa la pureza? Este concepto es cada vez más importante para nosotros ya que cada aplicación precisa de su pureza y debe ser exactamente la que precisáis: ni más pura ni menos pura. Es importantísimo tener los parámetros parametrizados para una correcta utilización de este gas; la pureza se dictamina por el numero de nueves que tiene un gas. Por ejemplo, el nitrógeno 5.0, es un nitrógeno 99,9990 , cinco 9 y un 0. Pero es tanto o más importante, las especificaciones de las impurezas que tienen el gas, ya que puede ser que necesites un nitrógeno con menos de 5ppm de O2, ya que el O2 afecta a tu reacción y/o a tu equipo, por ejemplo. Con esto que quiero decir, que la pureza es algo más que el número de nueves que tiene el gas, es las impurezas asociadas a ese gas.

Deja un comentario